Finalizó el programa del CJL en alianza con la Universidad Nacional de Lomas de Zamora que trabaja junto a participantes estratégicos sobre prevención y comprensión del terrorismo internacional en la región. En su segunda edición reunió a los especialista en terrorismo más prestigiosos a nivel mundial para comprender uno de los desafíos más grandes de nuestra época.

“Este curso es nuestro aporte para que el mundo sea un lugar un poco más seguro”, afirmó Claudio Epelman, director ejecutivo del CJL, en referencia a los dos atentados que sufrió el país sudamericano: en 1992 una bomba provocó 22 muertos en la Embajada de Israel en Buenos Aires, y dos años después en la misma ciudad la explosión del edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) dejó un saldo de 85 muertes.

Diego Molea, Rector de la Universidad de Lomas de Zamora, también destacó la importancia de darle a este tipo de iniciativas un marco de calidad académica: “Una de las responsabilidades de la universidad pública es trabajar sobre los problemas de la sociedad, como son la seguridad y el terrorismo. Nosotros creemos que hay que darle un andamiaje académico a estos temas”.

Se trabajó sobre distintas facetas de este fenómeno a nivel regional y mundial. Algunos de los temas tratados fueron: La amenaza terrorista y su vinculación con el crimen organizado; Los orígenes, posicionamientos sobre terrorismo en medio oriente y en América latina; la penetración iraní en américa latina; conexiones locales y modus operandi; métodos de financiamiento del terrorismo; Hezbollah, la amenaza terrorista en américa latina y el terrorismo en la era de las redes.